Ecoparque: un proyecto futurista

Eco Parque

Parque en Buenos Aires, Argentina
Dirección: Sarmiento 2601, C1045ABC CABA
Horario: Hoy abierto de· 10-16
Puede cambiar durante los feriados
https://www.facebook.com/ecoparqueba/
Teléfono: 011 4011-9900

Los seis compromisos del Ecoparque Interactivo
Al momento de abrir sus puertas, el Ecoparque Interactivo hizo seis compromisos:

1. Será un espacio dedicado a la educación ambiental, a través de experiencias recreativas e inmersivas basadas en la tecnología, y enfocado en la familia.

2. No habrá animales habitándolo de forma permanente.

3. Se integrará a los vecinos Jardín Botánico y Parque 3 de Febrero, y generará un auténtico Corredor de la Biodiersidad en el que esté representada la flora y la fauna.

4. Se trabajará en la rehabilitación y liberación de animales silvestres heridos o recuperados del tráfico ilegal. Además, se mantendrán los proyectos de conservación de fauna autóctona. En todos los casos, los animales sólo estarán de paso por el Parque.

5. Se generará un punto de encuentro en el que emprendedores y ONG puedan realizar proyectos vinculados a la conservación del medioambiente.

6. Se pondrá en valor el riquísimo patrimonio arquitectónico que la Ciudad posee en esas 18 hectáreas, para convertirlo en un paseo dentro del paseo.

El Ecoparque Interactivo de Buenos Aires es un ecoparque abierto al público situado en la ciudad de Buenos Aires, capital de la Argentina. Posee una superficie de 18 hectáreas, y se encuentra ubicado en el barrio porteño de Palermo, frente a la Plaza Italia. La entrada principal se encuentra en la esquina de la avenida Sarmiento y la avenida General Las Heras. En Ecoparque está bajo la órbita del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología. En él se ha creado una Unidad de Proyectos Especiales (con rango de sub-secretaría) con dos Direcciones Generales: 1) Dirección de Bienestar, Cuidado y Rehabilitación animal; y 2) Dirección de Gestión y Transformación del Parque. En cuestiones vinculadas al bienestar animal, el Ministerio trabaja en coordinación con la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires.

Actualmente lo habitan los casi 1.500 animales del antiguo zoo, el ecoparque ha sido objeto de multiples controversias desde 2017 fallecieron tres ciervos que habían sido reubicados y 11 peces carpas dentro del predio; las ONG que monitorean la reconversión denuncian desmanejos y urgencia por deshacerse de los ejemplares.Ante las públicas denuncias de la Organización SinZoo por la muerte de un mono tití en febrero de 2018, de 5 ciervos derivados a la Estación de Cría de Animales Silvestres (ECAS)antílopes y de decenas de peces carpas, que fallecieron al ser dejados en oxigenación en pequeños recipientes la noche anterior a su traslado al Jardín Japonés. Según Adrián Giacchino, presidente de la Fundación Azara. Y agregó: “Licitan cajas sin tener definidos todos los destinos y sin los exámenes médicos para saber si el animal es apto para ser trasladado. El grado de ignorancia y de desprecio por la vida animal ha superado todo límite ético”.1​

El día 23 de junio de 2016, el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Modernización, Innovación y Tecnología Andy Freire anunciaron el cierre definitivo del Zoológico, el cual seria transformado en un ecoparque. Las únicas especies que permanecerán en el lugar son aquellas que aún necesitan tratamiento por enfermedad y/o rehabilitación, para que posteriormente sean trasladados a otros lugares más adecuados para su vida animal. Además, el proceso será llevado adelante junto a los trabajadores contratados por la empresa concesionaria que se retira, de los que el Estado se hará cargo, asegurándoles su continuidad laboral2​

El Zoológico cerró sus puertas el 1 de septiembre de 2017 para comenzar con la construcción del Ecoparque3​ Es un espacio para toda la familia, dedicado a la educación ambiental a través de experiencias recreativas e inmersivas basadas en la tecnología, con atracciones como las experiencias de realidad virtual y el Circuito de las Artes, que ha puesto en valor la riqueza arquitectónica y artística de este Monumento Histórico Nacional.4​ Pero lo que está ocurriendo realmente es todo lo contrario, el zoo lamentablemente seguirá exhibiendo los animales cuando reabra sus puertas en agosto de 2019, la ley 5752 del Ecoparque también les permite reproducir animales en cautiverio sin fines de liberación y también les da poder para derivar ejemplares a otros zoos como ya lo hicieron a los zoos de Córdoba y Tucumán. El gobierno que ahora está a cargo del Ecoparque consecionará 21 edificios patrimonio historicos de la ciudad entre 10 y 20 años a empresas privadas, básicamente será un shopping patio de comidas a cielo abierto con un zoo en el medio del predio.

Actualmente el ex zoológico nuevamente se cita en el ojo de la tormenta con las muertes controvertidas de la rinoceronte Ruth el 14/7/18 y 10 dias mas tarde el 24/7/18 muere la jirafa Jackie sumado a los remates de 3 lobos marinos (Gina, Rocío y Camilo) al acuario de San Pablo, Brasil, y Coca la hipopótamo al Buin Zoo de Chile.

De acá a 2023. Uno de los puntos centrales es que 12 de sus 18 hectáreas serán de acceso gratuito. Esto incluirá una conexión central para peatones y ciclistas que unirá avenida Sarmiento con la calle República de la India. Los animales que queden, estarán en un área de acceso controlado, donde sí habrá que pagar entrada.

El antiguo Zoo de Buenos Aires está siendo transformado en un Ecoparque interactivo, educativo y ambiental del siglo XXI. Visitalo en familia y sé parte de un proceso de transformación que apunta a mejorar la calidad de vida a los animales.

El nuevo Ecoparque impulsa visitas conscientes para preservar a los habitantes del ex zoológico y fomentar una nueva relación de respeto y cuidado con ellos. Por eso, abre menos días a la semana, limita el número de entradas diarias a 2000 y prohíbe que los visitantes alimenten a los animales.

Antiguo Zoo de Buenos Aires
El Zoo de Buenos Aires se inauguró en el año 1888 y funcionó hasta 2016. Aunque hoy está en proceso de transformarse en un Ecoparque, aún se destaca su arquitectura de estilo victoriano. Declarados Monumentos Históricos Nacionales, sus pabellones reflejaban la arquitectura clásica de cada uno de los países de origen de las especies que lo habitaban. De esta forma, cada recinto que se edificó fue diseñado con distintos estilos arquitectónicos (chino, hindú, morisco y grecorromano). Además, el Zoo albergaba numerosas obras de arte entre las que se encontraba una figura femenina esculpida por la escultora argentina Lola Mora.

Lo que vendrá
“Los valores que pusimos como requisitos a quienes trabajaron en esto fue que, primero, que sea un espacio donde se dé un mensaje de cuidado de la naturaleza y de los animales. También que sea sustentable y que se respeten los tiempos del traslado de los animales, que va a llevar lo que tenga que llevar”, subrayó el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Por lo pronto, el jueves firmaron un acta de entendimiento con un santuario de Mato Grosso para derivar a la elefanta Mara.

La transformación se hará en etapas, desde las puntas hacia el centro del predio. La primera de acá a 2019, consiste en liberar unas 3,5 hectáreas en los extremos, sobre Las Heras y sobre Libertador, para comenzar a hacer el área libre. Las obras empezarán en dos meses. Entre 2019 y 2023 levantarán el Faro de la Biodiversidad y construirán la conexión central. Y de a poco, se avanzará con el armado de las ecorregiones. Para este año se invertirán $ 130 millones en la operación del parque y la derivación de animales, más $ 125 millones en obras de infraestructura. Y en los próximos diez años se derivarán US$ 6 millones por año al proyecto.

El plan incluye restaurar los 48 edificios del patrimonio histórico. También ampliar los sectores verdes de 10,9 a 13,5 hectáreas, para lo cual se eliminarán dos hectáreas de senderos de concreto. El área de acceso libre abarcará casi el 70% del predio e incluirá la conexión central, que será el corazón del predio. Allí emplazarán el Faro de la Biodiversidad, un espiral con forma de genoma humano al que se podrá subir para hacer un recorrido por la evolución de la vida en la Tierra.

En el sector de acceso controlado estarán los animales rescatados del tráfico, los que formen parte de los proyectos de conservación y los que no puedan ser derivados. Va a tener cuatro ecorregiones con animales autóctonos que puedan convivir, con un sistema de pasarelas para los visitantes. “No habrá jaulas, los límites van a ser naturales, como arboledas. El dinero de la entrada se va a dirigir a los programas de conservación”, explicó Andy Freire, el ministro de Modernización porteño.

Mientras, en el área libre habrá una zona de investigación y educación, con un centro de rescate animal, un hospital veterinario, una biblioteca, una sala de conferencias y aulas. También se hará una zona de arte y cultura, con el actual Teatro Sarmiento, una galería de arte contemporáneo, talleres para niños y un museo de ciencias naturales. Otra zona estará dedicada a la recreación y el consumo sustentables y tendrá una huerta orgánica y juegos interactivos.