Barrio Parque o Palermo Chico, un clásico de las embajadas

Barrio Parque o Palermo Chico es una subzona residencial del barrio Palermo de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Colindante por el sur con el barrio de La Recoleta, la subzona palermitana está delimitada aproximadamente por la Avenida del Libertador, entre Tagle y Cavia, y las vías del ferrocarril. Es una de las zonas más cotizadas y caras de la Argentina.

Aprovechando los terrenos utilizados en los festejos del Centenario en 1910 para la Exposición Industrial, Thays proyectó dos sectores diferenciados por el diseño de sus calles a un lado y al otro de la Avenida Centenario (hoy Figueroa Alcorta): el sector al sur se organizaba alrededor de una plaza pública con un marcado eje de simetría, y el sector al norte tenía un plano radial con eje en una manzana redonda y un pasaje llamado Ombú. Se construyeron tanto grandes residencias sobre amplios lotes, como el Palacio Errázuriz, hoy Museo de Arte Decorativo, o la actual Embajada de España; como petit-hotels y casas de estilo Tudor sobre terrenos más angostos.

Diseñado por el paisajista Charles Thays (Carlos Thays), se caracteriza por sus calles que rompen la cuadrícula, sus espacios verdes y sus importantes casas de la aristocracia. La avenida que cruza la imagen en diagonal es la Avenida Centenario (hoy Figueroa Alcorta), y al extremo superior derecho están las vías del Ferrocarril Central Argentino (hoy General Mitre). El terreno en la esquina inferior derecha es ocupado desde 1978 por el edificio de Argentina Televisora Color (TV Pública, Canal 7).

Fue diseñado en 1912 por el arquitecto paisajista Carlos Thays (director de Parques y Paseos Públicos) quién vislumbró un Buenos Aires distinto, con un barrio de curvas y diagonales, y mucha vegetación autóctona. En sus comienzos se lo conoció como Barrio Grand Bourg.

Aprovechando los terrenos utilizados en los festejos del Centenario en 1910 para la Exposición Industrial, Thays proyectó dos sectores diferenciados por el diseño de sus calles a un lado y al otro de la Avenida Centenario (hoy Figueroa Alcorta): el sector al sur se organizaba alrededor de una plaza pública con un marcado eje de simetría, y el sector al norte tenía un plano radial con eje en una manzana redonda y un pasaje llamado Ombú. Se construyeron tanto grandes residencias sobre amplios lotes, como el Palacio Errázuriz, hoy Museo de Arte Decorativo, o la actual Embajada de España; como petit hôtels y casas de estilo Tudor sobre terrenos más angostos.

Luego de la década de 1940, el barrio comenzó a cambiar su perfil, y comenzaron a construirse los edificios de departamentos, tanto en terrenos que aún estaban sin ocupar, como sobre los que tenían casas que fueron demolidas. En la actualidad, abundan los edificios modernos, particularmente sobre las Avenidas del Libertador y Figueroa Alcorta, donde también está el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires).

Barrio Parque es una de las zonas más cotizadas de toda la ciudad. En él viven reconocidas personalidades millonarias del ámbito del espectáculo nacional como Mirtha Legrand, Susana Giménez, del político como Mauricio Macri, de los medios como Mariano Grondona, del deportivo como Carlos Bianchi y empresarios millonarios como Eduardo Costantini y Franco Macri.

Se destaca sus calles empedradas, angostas y circulares, llenas de árboles. Es un barrio silencioso donde viven familias de clase alta, millonarios y famosos argentinos. Se pueden apreciar grandes casonas antiguas, casas grandes y hasta incluso algunas mansiones. Por dentro en estas casas, se destaca el lujo y la cantidad de mucamas y empleados que hay trabajando en ellas.

Se destaca por el trazado curvo e irregular de sus calles, abundantes espacios verdes, mansiones y embajadas (España, Albania, Suiza, Italia, Suecia, Bélgica, Polonia, Marruecos, Eslovaquia, Portugal, Grecia, Canadá, Turquía, Arabia Saudita, Uruguay, Chile, Corea del Sur, Haití e Indonesia), la zona donde se encuentran estas embajadas es conocida popularmente como “La zona de las embajadas”.

Palermo Chico tuvo sus comienzos hacia el año 1912 cuando el Director de Parques y Paseos Públicos Carlos Thays organizó y diseñó un barrio con calles curvas y caracterizado por estar poblado de especies arbóreas locales: tipas, jacarandaes, palos borrachos, ceibos y lapachos. Árboles que le dan un look particular al recorrdio en los meses de primavera.

También se lo conoce como el Barrio de las Embajadas, las cuales podemos observar durante nuestra caminata sobre Av. del Libertador y Av. Alcorta.

Palermo Chico sorprende con su riqueza arquitectónica, casas muy antiguas junto a edificios modernos. Si bien hoy podemos encontrar el Shopping Alcorta, Parques, Plazas, Centros de Exposiciones y Confiterías que invitan a visitarlos; Palermo Chico fue durante mucho tiempo un Barrio Residencial donde la armonía permanecía.

Hoy, al ser eje vial de la Ciudad de Buenos Aires, los comercios y lugares de reunión han florecido junto al tránsito característico de todo núcleo urbano. Se destaca la majestuosidad de sus casas, las calles empedradas desde sus orígenes, amplios terrenos que otorgan intimidad a sus habitantes, un barrio que caracteríza a Palermo, destinado a las estrellas y familias de alcurnia.


Barrio Parque de Palermo Chico es la zona de casas más exclusiva de Buenos Aires

palermonoticias.com.ar

Barrio parque es la zona de casas más exclusiva de Buenos Aires. Diseñado por Carlos Thays, nace en 1911 con el nombre “Barrio Parque de Palermo Chico”, época en que era considerado alejado e inhóspito. Hoy está ubicado en una de las mejores zonas de la ciudad, rodeado de casas con jardines, algunos pocos edificios de baja altura, calles curvas y árboles, con buenos accesos.
Residencial y tranquilo, está catalogado como “área de protección histórica 3” y se encuentra enmarcado por dos zonas: Barrio Parque, desde Figueroa Alcorta hasta Juez Tedín, y Salguero hasta Tagle; y Grand Bourg desde Figueroa Alcorta hasta Rufino de Elizalde, y Ramón Castilla hacia Ocampo. El perfil de los compradores es variado, desde familias y segundas generaciones que han vivido siempre en la zona, hasta famosos o empresarios. Allí los alquileres son más solicitados por embajadas o expatriados de empresas multinacionales. Esta es una zona con demanda permanente, aunque no masiva por tratarse del barrio con las casas más caras de la ciudad. Es un mercado muy requerido, tanto es así que quienes operamos en el barrio hemos vendido una misma propiedad en más de una oportunidad. Un dato de color es que en el barrio hay algunos edificios de 35 años de antigüedad y ladrillo a la vista donde el m2 ronda los US$4000/4500, mientras que en las torres más modernas, como Grand Bourg, se comercializarían en el orden de US$10.000/m2, hay grandes diferencias entre lo usado y lo nuevo. Respecto a las casas, los precios van desde US$4000 hasta los US$8000/m2 dependiendo del estado y superficie del inmueble, el tamaño del terreno, jardín y la cuadra en que se encuentra. Lo cierto es que cada vez más gente está dispuesta a pagar estos precios para vivir en este rincón de la ciudad.